Carta de un suicida

El suicidio es el acto voluntario de una persona para terminar con su vida. En ocasiones esta conducta, busca el poner fin a una etapa que genera demasiada carga emocional como estado resultado de una vida llena de situaciones estresante y dolorosas. El suicidio es un estado complejo, por la gran cantidad de emociones negativas a las que es sometida el alma humana. El dolor intenso que siente un individuo se convierte en un monstruo, que muchas veces, no se puede enfrentar solo. El apoyo de la familia y amigos es de vital importancia para quien vive el proceso. Terminar con nuestra vida no es algo que se decide de un día para otro, no es una acción fácil, cuando aparentemente se acaba lo que nos hace felices. Esta carta intenta expresar un poco de las emociones a las que se enfrenta una persona suicida.

Continue reading “Carta de un suicida”

Anuncios

Aversión

Miedo  sin  medida temblores  en   mi  cuerpo ansiedad descontrolada bloqueo  de   recuerdo.
No  puedo ni  mirarlo  olerlo  me es fatal tocarlo  es  el  infierno mi  veneno  mortal.   
Alteración  de la  mente trastorno  de  mi existencia evitación  importante vida  en la  miseria,   
animales,  alturas, sangre  arañas,  insectos, tormentas agua,  inyecciones,   transfusiones  ascensores,  sonidos, turbulencias.
Cual  saña de la  araña,   
cual  filo de   una  aguja,  
cual  sabiduría de  una maña  
mi  tormento, a  mi corazón estruja.
El  canserbero de  mi  alma cuya  guadaña  me degolla  nubla  mi vista y  calma sin  piedad,  esta   piel desolla. Sufro  en silencio por un fantasma que  aparece sin   previo aviso,   es  mi fobia, son mis   fobias crueles   llagas aventandome,  sin contemplación, al  abismo.   
 
Nancy  BlueAngl.   

Disociativo

Me siento repartido en diferentes dimensiones.
Cayendo lentamente en el espacio-tiempo.
Mis ojos orbitan y reptan en un mar de emociones.
Dividido y mutilado en esta realidad tétrica de convento.

Un día deseo masacrar tus entrañas
partirlas en miles de pedazos,
afilar, en tu carne, mis garras
aplastar tu cabeza con un mazo. 
Por días, soy tierna envoltura de papel
de flores y pétalos suaves y risas.

 
La brisa matinal sobre tu piel, 
una débil gota de agua, diluyéndose sin prisas.
Voy por momentos rendidos en la cruda mentalidad
de alguien perdido en las lágrimas infames.
Depresivo, neurótico, parte de la anormalidad
ceniza inerte, inútil, fallida de los volcanes
olvidando a pedazos mi pasado
capturándolo entre redes imaginarias. 
Dejando de lado un futuro pesado,
viviendo a personalidades contrarias. 
Valores, sueños, sentimientos egodistónicos
sin control de actitudes, preferencias y perspectivas.
Sucumbiendo a accidentes y acciones traumáticas.
Sólo soy un ser cambiante del día a día.  
Atrapado en esta maquinación 
de múltiples materialidades.
En la punta de la lengua, una oración
que me libere de mis polifacéticas falsedades. 
No soy uno en un ser,
soy un ser dividido en muchos.
Distanciado…
Sin mentalidad independiente.
Nancy BlueAngl 

Miedo al amor

Tormentas y vendavales azotan mi razón
los motivos de huir al exilio no los sé,
quizás mi alma se congeló
quizás morí entre la nieve.
Son sinomino de soledad, mis sentimientos
condenados a vivir con freno mortal.
Mil palabras de amor han cruzado mis oídos
suenan a bisagra oxidada con instinto animal.
Soy candidato al desamor o al exilio
de los alientos que no llegan a mi alma. 
Soy feliz en mi enredadera
donde me balanceo en esta soledad fugitiva,
danzando libremente en la agonía
viviendo y muriendo día con día.
Soy feliz en la infelicidad dictada
dentro de los roles a cumplir
Sin importar cuán grande sea la distancia…
nada me hará sucumbir. 
Miedo al amor tal vez lo sea
donde no hay apuesta con la reflexión
rumiante amor solitario me queda
Filofobia, amor de mi corazón.

Nancy BlueAngl


Un ser rumiante

La tranquilidad me sabe a duda
no quiero tratarla.
El dolor es fuego lacerante en mi entrañas
no quiero tragarlo.
Voy a bocanadas de humo lento
voy a bocanadas simples de existencia
voy a sorbos lentos de ruido
voy a tragos mínimos de miseria. 
Vuelvo a masticar, sin tragar lo amargo,
escupiendo pedazos de mis entrañas.
Succionando con la lengua las heridas que no entiendo
rejurgitando las palabras con patas de araña.
¿No vivo para ser entendido?
¿No trago la escena pacífica que me dan?
Envuelto entre enigmas y perdido, 
llamado injustamente trastornado mental.
No me saben a paz los diálogos vacíos
que devuelvo a mi boca sin esencia de color.
Busco a tientas la orilla de los abismos
Evitando los cristales rotos del dolor.
Sin seguridad, con el plato en la mesa
tan sólo intento sobrevivir a la incertidumbre.
Falsos sabores alrededor de cada era
aún no me rindo a su mansedumbre.
Pinto cuadros diferentes, a mis ojos
devolviendo el maldito bolo alimenticio
no he de tragar cualquier despojo
de seres humanos emitiendo su juicio. 
Soy diferente en cada sentido,
comprendo las cosas en mi propia lógica.
Tal vez soy raro, solitario y algo herido
pero, existo en esta dimensión morfológica.
Soy rumiante de partículas insalubres de esta vida. 

Nancy BlueAngl

Atragantándome y liberándome

Muero hundida en los sinsabores y venenos,
camino cual plasta de inmundicia desechada
me observo tan aberrante y cabizbaja.
Soy la nube de la noche escupida por la montaña
soy la balsa perdida, a la deriva de la nada
soy cantante insólita de una ópera abandonada
soy contaminación andante, una patada en las entrañas.

Continue reading “Atragantándome y liberándome”

Rota

Mujer derrotada sobre el camino de asfalto
llorando lágrimas hirvientes
sacudiendo la buena fortuna en tus faldas
lamiendo las rocas de lava ardiente.

Pusiste la mira en cúspides tan altas,
que no deparaste en las descomposturas de tu ADN.
Fingiste ser héroe de las más altas murallas,
tan solo eres un cabo disponible para la muerte.

Yace tu cuerpo mutilado y vacío
de la esencia que le da tu género.
Caíste precipitadamente en el vacío
herida estúpidamente, por el pasado guerrero.

En esa sala de operaciones entregaste la mitad de la vida.
La otra mitad de tu infertilidad materna
vive prendada punzante, sangrante
matándote y envenenando tu valía.

Qué más da las afrentas por las cartas de la cotidianidad.
Qué más da los apostados y sentimientos hipócritas.
Te han roto cada centímetro en esta anualidad sin fin…
Han quebrado hasta tu intelecto…

¿Porque vives tragándote las lágrimas para no mortificar corazones?
¿Por qué aparentas vivir de otros felices para consolar ajenos?
¿Por qué callas los gritos lunáticos de tu desquiciada alma?
¿Por qué fueron muchas las flechas incrustadas en tu piel?

Rota de esencia y de ilusiones
rota cual glacial ante el verano
rota y desprendida hoja del otoño.
Roto y marchito ramo de flores en el basurero de un panteón.

Casi logras vivir feliz en el cuento rosa para princesas.
Descubriste cuan plebeya eres en tus adentros.
Moriste en cada pétalo arrancado de las palmas de tus manos…
Reventaste tu corazón, dándole el tiro de gracia por compasión.

Mujer rota… en pedazos inservibles.
Muere de una vez…
Deja de causarme lastima.

Nancy BlueAngl

 

Sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @NancyBlueAngl
Instagram: @nancyblueangl
WordPress: escritoranodescubierta.wordpress.com/
Facebook: /escritoranodescubierta
Blogger: Escritora no descubierta: nancyblueangl.blogspot.mx/

No alimento mi alma

Nada es lo que parece y todo tiene un porque. Las perspectivas son tan variadas, que el significado de la vida no es el mismo para todos. Las personas que sufren anorexia nerviosa perciben su realidad de forma diferente a nosotros. El problema con esta perspectiva, es el daño que se hacen así misma. Necesitan ayuda y el cariño de quien las rodean y sentirse aceptadas y amadas.

“Soy un poco perfecta luchadora,
soy tan imperfecta, la falla a lamentar…
soy una bella y perfecta princesa afligida…”

Continue reading “No alimento mi alma”