Carta de un suicida

El suicidio es el acto voluntario de una persona para terminar con su vida. En ocasiones esta conducta, busca el poner fin a una etapa que genera demasiada carga emocional como estado resultado de una vida llena de situaciones estresante y dolorosas. El suicidio es un estado complejo, por la gran cantidad de emociones negativas a las que es sometida el alma humana. El dolor intenso que siente un individuo se convierte en un monstruo, que muchas veces, no se puede enfrentar solo. El apoyo de la familia y amigos es de vital importancia para quien vive el proceso. Terminar con nuestra vida no es algo que se decide de un día para otro, no es una acción fácil, cuando aparentemente se acaba lo que nos hace felices. Esta carta intenta expresar un poco de las emociones a las que se enfrenta una persona suicida.

Continúa leyendo Carta de un suicida

Anuncios

Perfección y autocomprensión

La vida exige lo mejor de nosotros mismos. Para eso es necesario cometer errores hasta conseguir nuestros objetivos de forma perfecta.

Perfección y autocomprensión

Trazando objetivos
Me propongo realizar.
Luchar hasta cumplirlos
Mis metas alcanzar.

Perfección, carencia de errores
En este camino de perdición
Presentando algunos sinsabores
Que buscan mi rendición.

Buscando el equilibrio
Procurando la perspectiva
Sin someterme al delirio

La autocomprensión positiva
Sin llegar, con mi actitud, al martirio
En mi paciencia colectiva.

Nancy BlueAngl

Sin sueños

Los problemas del sueño también se explican con poesía.

Sin sueños

Alteración de mi descanso
Repercutiendo en mi vida.
Cansando a mi conciencia
Un abismo sin fin, en mi caída.

Insomnio aventurero
Conciliar el sueño, no me permites.
Sueño Cancerbero
Atrapada en ti, me rinden.

Interrupciones del sueño
Breves y maquiavélicas.
Parasomnia, es el dueño
De mis pesadillas terroríficas.

Camino con ojos cerrados
Habló con calma sobre mis sábanas
Delirios de enamorados
Actividades motoras automáticas.

Trastorno del sueño,
Un cerrar de ojos pequeño.
Perturbación que intento
Liberarme de ese momento.

Estrés y malos hábitos.
Exceso de trabajo en la madrugada.
Mis desórdenes como mosquitos,
En ausencia de mis hadas.

Medicamentos…
Problemas…
Eventos…
Siestas efímeras.

Nancy BlueAngl

Alienante

Niños atrapados entre papá y mamá. Leelo en el siguiente poema.

Dividido entre dos bandos
Cariños fundamentales del alma
Cuchillos derribando milagros
Soy un niño que ama.

Mamá y papá pelean
Mi corazón se rompe en pedazos
Mamá y papá se golpean
Quebrando mi amor en pedazos

No soy parte de la derecha
Tampoco pertenezco a la izquierda.
Me confunde cada palabra maltrecha,
Mi cabeza se sacude inquieta.

Sólo soy un niño,
Con dos amores en disputa.
Sólo soy un niño,
Buscando, en la senda, la ruta.

Ven con papá
Y se bueno.
Ve con mamá
Y préndele fuego.

Ven con mamá
Y disfruta lo eterno.
Ve con papá
Y arderás en el infierno.

Ven con mi ego
Y mi gran rencor.
Ve con el hielo
Y siente pavor.

Ve con tu padre
A morir de frío.
Ve con tu madre
A morir en la amargura de su río.

Nancy BlueAngl

Sí o no eres un para siempre

¿Serás para siempre o eres de nuevo un error?

Ayer, de nuevo lloraba la perdida de no tenerte en el momento en que te tuve cerca.

Ayer pensaba seriamente en suicidar este idilio donde he hecho naufragar el pasado…

Mí pasado de tu presencia…

Y hoy, soy homicida de lo más grande y hermoso que he tenido… tu en mi vida.

¿Sí o no, eres un para siempre?. Ahora es la tan ansiada pregunta a contestar.

Viví por años atesorando el recuerdo de un tiempo compartido, en algún punto del mundo. Conservando la sádica esperanza de tu regreso por el amor, que solo yo sentí.

El conteo de segundos sigue su curso, y no hay reclamación… No hubo quien lo sacara de la senda de objetos perdidos… Pues cruelmente no te interesó este diminuto amor…

¿Ahora valdrá la pena conservarlo?… ¿Seguir sosteniendo este sentimiento a la llegada de su “dueño”?

Buscare razones para protegerlo, luchar incansablemente contra mi ataque, el veredicto final encaminado a la horca…

No más sueños, ni pesadillas… Seré defensor y verdugo… heroína y malvada… Ante la prueba de saber si eres un para siempre.

Guardar esperanzas lastimeras… Puñales envenenados con tus acciones indiferentes. Con tu olvido y la eliminación de mis recuerdos de tu memoria…

O quizás, salvar este amor sustentándolo de palabras sublimes, bajo la premisa del amor por llegar, si la FE prevalece.

Ahora tu camino en mi corazón yo lo decido… Así como tu lugar en el. No me diste armas para defenderte y si un arsenal para eliminarte. ¿Qué lógica ganará esta contienda? ¿Tendrás unos minutos más de vida o te tatuaras por siempre en mi alma?

Nancy BlueAngl

Razonamiento

Conoce que es el razonamiento en sencilla poesía.

Razonamiento
Utilizar la información
Para crear un pensamiento
Y buscar una solución.

Llevándola a las situaciones
Y experiencias de vida
Tomando decisiones
En esta existencia compartida.

A través de los sentidos
Llenamos la mente y el alma.
Transformando en juicio
Aquello que lleva a la calma.

Emitiendo juicios,
Evitando arrepentimientos.
Facilitando cada tipo
De nuestros requerimientos.

Razonar,
Pensar,
Emitir
Y decidir.

Nancy BlueAngl

Delirio delirante

¿Estas preparado para conocer un delirio? Atrévete a leer mi poema. Vamos

Viendo tus ojos en mi
me traen tantas cosas.
Momentos en los que pienso en ti
como el mar forma olas.

No es fantasía que tus ojos
transmitan mucho con tu mirada
mensajes de amor y gozos
te convierten, del amor, aliada.

Tú aparentas cruel indiferencia
ante los demás
¡hay que guardar las apariencias!
No es un trastorno mental.

Tu fijas tus atenciones
disimuladas por la vida.
Es un amor secreto y de ambiciones
donde yo soy el centro de tu día.

No importan los argumentos falsos,
ni las palabras intolerantes.
Guardo mis emociones en frascos
Para dartelas a torrenciales.

Buscando en cada lugar
para ver qué me dice tu mirada.
Creo que no podré encontrar
delirios en esta esperanza.

Nancy BlueAngl

Hijo mio

La visión de una madre de un niño tirano. Pues los niños saben expresar sus necesidades y a veces hay que ser muy empáticos para escucharlas.

Pagué muy caro tu soledad, esos días de abandono bajo tus cobijas mientras salía a enfrentar al mundo. Mamá y papá buscaban darte lo mejor. Juguetes, dulces y todo cuanto tu pequeña imaginación pudiera maquilar, todo cuanto pudiera compensar mi ausencia.

Te llene de las mejores cosas, que hasta ese momento, pensé que sería lo mejor para ti. Tu mundo infantil, carente de mi presencia, lleno de objetos y sueños para distraerte del amarga realidad. No hubo quien sujetará tu mano cuando dabas tus primeros pasos, ni quien fotografiara tus sonrisas. Creciste entre extraños pagados por el mismo dinero ladrón de tu compañía. Tuviste amigos de duelo jugando entre 4 paredes donde yo creí hacerte un bien. El poco tiempo que pasamos juntos lo usaba Para llenarte de distractores y más entretenimiento para hacerte olvidar a tu madre. Aquella que te olvidó entre promesas no cumplidas, de juegos y juguetes que nunca toqué para ti. Donde tú y yo nunca nos conocimos. Donde tú y yo separamos nuestros mundos.

Hoy, a tu tierna edad, sólo veo un resentimiento hacia mí. Tu furia contenida de tantos años de abandono, tantos días de hacerte a un lado, tantos días donde te escondí bajo una montaña de miseria llamada a regalos.

Tus berrinches, tus gritos, tus agresiones las merezco por ser la peor madre del mundo. Las merezco por el abandono en el cual te tuve. Merezco tus miradas de odio, de acusación. Tus días deberían de llenarse de dulces recuerdos de nuestra convivencia y conexión, debió existir una hermosa complicidad para con tus travesuras, pero también con dulzura, hacerte ver los límites de la vida. Mirarme en la inocencia de tus ojos y ver el sol cada día. Compartir tus lágrimas por las caídas que debieron suceder. Mostrarte que el dolor es algo pasajero y que en mis brazos encontrarás consuelo.

Tantos momentos me perdí y en ellos te fuiste. Ese tiempo donde nuestras manos se debieron encontrar. Sin embargo, las solté sin ser consciente del camino que nuestras manos tomarían.

Deseo pasear contigo sin el estallido de tus emociones, deseo darte un abrazo sin sentirme culpable por lo que no te di. Deseo ser tu fuente de confianza y te anidaras entre mis brazos las noches de truenos y lluvia. Deseo tantas cosas, pero más que nada deseo que seas un niño si la tiranía que llena tus ojos.

Nancy BlueAngl